Juana Figueroa

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Cuando eras alta, delgada y triste,
y se gastaba de soledad,
un viejo puente que ya no existe,
oyó tu muerte en la oscuridad.
Un viejo puente que ya no existe,
oyó tu muerte en la oscuridad.

Cayó la noche sobre tu ausencia,
naide de entonces se han de olvidar,
como alumbraba con tu presencia,
las horas locas del Carnaval.
Como alumbraba con tu presencia,
las horas locas del Carnaval.

Juana Figueroa, ¿dónde te has ido?,
¿Pues qué camino has de volver?,
para encontrarte con tu marido,
que ya anda viejo de padecer.
Para encontrarte con tu marido,
que ya anda viejo de padecer.

Bajo la luna, bebes el viento,
velas de sebo queman tu cruz,
donde se apagan tus sufrimientos,
y son oscuros, solos y sin luz.
Donde se apagan tus sufrimientos,
y son oscuros, solos y sin luz.

Por esta zamba irás dormida,
las penas hondas del corazón,
vuelve su canto, tu alma encendida,
obrando milagro en cada oración.
Vuelve su canto, tu alma encendida,
hondo milagro en cada oración.

Juana Figueroa, ¿dónde te has ido?,
¿Por qué camino has de volver?,
para encontrarte con tu marido,
que ya anda viejo de padecer.
para encontrarte con tu marido,
que ya anda viejo de padecer.


Autor(es): José Juan Botelli, Ríos

Las canciones más vistas de