Zamba del crespín

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

El crespín era un payador
y al coyuyo en un carnaval,
guitarreando lo encontró
y lo desafió a pelear.

La payada el crespín venció
y resentido su rival,
por la espalda le clavó
hasta el cabo su puñal.

El alma del payador
muerto a traición un carnaval
se oculta en el corazón
del crespín para llorar.

Corazón en la soledad
tu lamento no tiene fin;
por siempre en el quebrachal
se ha de oir tu voz, crespín.

Sólo el cielo y la rama en flor,
acompañan tu soledad,
y saben que tu dolor,
no se calmará jamás.


Autor(es): Arturo Dávalos

Las canciones más vistas de