Zamba para nombrar

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Allá va Don Lucio Argüello,
apenas punteando el alba,
le va cerrando los ojos,
la sombra de una baguala.

Le va cerrando los ojos,
la sombra de una baguala.

La copla que va entonando,
entre los montes nacida,
es libre como los vientos,
tiene el calor de su vida.

Es libre como los vientos,
tiene el calor de su vida.

Su oficio de guitarrero,
por Orán dejó su rastro,
si hasta los polvaderales,
si bailan lo están nombrando.

Si hasta los polvaderales,
si bailan lo están nombrando.

Sabedor de otros oficios,
supo ser Don Lucio Argüello,
con el correr de los tiempos,
el tiempo lo volvió abuelo.

Con el correr de los tiempos,
el tiempo lo volvió abuelo.

Cuando el cansancio del día,
le baja buscando el alma,
entre sus manos se queda,
calladita su guitarra.

Entre sus manos se queda,
calladita su guitarra.

Su oficio de guitarrero,
por Orán dejó su rastro,
si hasta los polvaderales,
si bailan lo están nombrando.

Si hasta los polvaderales,
si bailan lo están nombrando.


Autor(es): Martín Alemán Mónico

Las canciones más vistas de