Entre la infancia y el hombre

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Pensar que toda mi sombra
me va dejando, me va dejando.
Camino detrás del viento
como un olvido me va llevando.
Me voy sin saber a dónde
adonde el tiempo se esconde.

Teniendo toda la tierra
apenas soy un sendero,
teniendo toda la vida
soy un destello en el tiempo.

Pensar que seré mañana
espanto de algún silbido.

Porque yo tengo silencios
entristeciendo mis ojos,
pesares que en esta vida
me duermen poquito a poco.

La noche viene llegando
y yo me quedo cantando.

Pensar que mis alegrías
fueron los tiempos de mis antojos.
Aquella madre que andaba
juntando estrellas para mi asombro.
La tarde me vió descalzo
vivirla, ser de mis años.

En un yuyito de seda
volaban mis ilusiones
destinos que se enredaron
entre la infancia y el hombre.

A veces ella es la luna
que en los desiertos me alumbra.

Cuando le hablé del camino
me dijo adiós esa noche
amor que fue solo arena
perdido, quién sabe adónde.

La noche viene llegando
y yo me quedo cantando.


Autor(es): Felipe Rojas, Cali Carabajal

Las canciones más vistas de