Memoria adentro

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Ando de caminos largos
con el corazón al hombro,
partí mi vida en escombros
por esos campos amargos.
Sufrí también los letargos
que da la tristeza plena,
y en noches de luna llena
yo salía a buscar consuelo
pensando que luna y cielo
me aliviaron de la pena.

Florecí como florecen
esas matitas camperas
de viento en las pasajeras lluvias
que al campo estremecen.
Supe andar entre las mieses
sin dejar de ser un yuyo,
envuelto en mi poncho puyo
yo anduve de peregrino
aprendiendo del camino
hasta el mínimo murmullo.

Siempre anduve entre la gente
y nunca me he creido mas,
prefiero quedarme acá
que hacerme el inteligente.
No presumo de prudente
pero sí de precavido,
por fuerza es más alvertido
quien sabe callar la boca,
hablando cuando le toca
uno escucha y es oído.

Me he topao con el orgullo
hermano de la ignorancia,
con la necia extravagancia
de pensar desde un mangrullo.
He hecho grito en el barullo
de puebladas ciudadanas,
asistí a todas las vanas
ambiciones de los hombres
enaneces ya sin nombre
de las pasiones humanas.

Unos saben compartir
a otros les gusta llegar
y a muy pocos disfrutar
lo que tienen por vivir.
Con eso del porvenir
muchos se vuelven mezquinos
y algunos hasta asesinos
por conseguir a la fuerza
que un pueblo entero no ejerza
su voluntad y su destino.

Y ya me largo a la huella
mi amigo disculpeme,
en décimas hilvané pensamientos
como estrellas.
Si mi filo no se mella
pelearé con la esperanza,
y si la vida me alcanza
sé que he de ver algún día
alegre y en armonía
a éste, mi pueblo que avanza.


Autor(es): Raúl Carnota

Las canciones más vistas de