Tangos

Tango al Nano Serrat

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Quizá porque tu niñez de algún modo fue la mía
con aquella travesía de los barcos de papel
o por aquel resplandor que me trajo la poesía
de tu Edurne, tu Lucía, tu Benito y tu Manuel.

Quizá por el viejo cine que en el barrio han demolido
o por el amor vivido entre un hola y un adiós
o por las pequeñas cosas que jamás tendrán olvido
es que todos los recuerdos aparecen con tu voz.

Catalán...
contame alguna historia de partos o piratas
o de aquel cartón piedra que conoció el amor
o de ese pueblo blanco que cuelga de un barranco
o de locos bajitos que nos dirán adiós.
Batime que hay amantes tan solo por miradas
y que a veces la vida invita algún café
—como cuando tus discos renuevan la osadía
de andar tras la Utopía, querido Joan Manuel—.

Quizá por la que dejé, solo porque la quería
o por la que me exigían olvidar, por dignidad.
Por la secreta mujer que me gusta todavía
o por la que coincidía, como por casualidad.

Por ver y luego mostrarnos que el de hoy es el gran día,
y enseñar como alucina el treparse a un carrusel
y soplar el necesario huracán de rebeldía
es que no tendrán olvido tus canciones, Joan Manuel.

Catalán...
Contame viejo hermano de aquella tejedora
que pasaba las horas mirando en el andén;
y del niño silvestre que ignora la tristeza
de una niña princesa tan pobre como él.
Batime que hay amantes tan solo por miradas
y que a veces la vida invita algún café
—como cuando tus discos renuevan la osadía
de andar tras la Utopía, querido Joan Manuel—.


Autor(es): Ernesto Pierro, Saúl Cosentino