Dicen en todo el pago

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Moza de trenzas negras
y ojos mirones,
ojos que flechan lindo
los corazones.
Cuando paso al tranquito
cerca’e tu rancho,
siempre tengo deseos
de hablarte un rato.

Pa’ decirte, mi vida,
—yo no sé qué te diría—
que tus trenzas son la noche
y tus ojos son el día.

Moza, que tantas veces
hallo en la puerta,
si hago mención de pararme
das media vuelta.
Dicen en todo el pago...
—y es cosa cierta—
que le dejas a un rubio
la puerta abierta.

Y estoy pensando, morena,
que a mí, que soy de tu pago,
si la ventana me abrieras
no harías nada de malo.

Las mujeres como vos
siempre debían llevar
el apunte sólo a los
del mismo lugar.
¡Ay, mi negra, porque no es
justo que el mejor bocao
lo coman los de otro lao!
¡Clavao!


Autor(es): Fernán Silva Valdés, Adolfo Mondino