Subido a sus zapatos

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

¿Por qué llorar la leche derramada?
¿Pedir disculpas y bajar la frente
por no ser aquello que esperabas,
por ser, más bien, bastante diferente?

Vos quisiste hacer saltar la banca
y te viniste al suelo y allí te pisoteaste.
Hasta que un día, no se sabe cómo.
Empezaste de nuevo y te paraste.

Of course, la vida no es una bicoca.
Tampoco vos sos una maravilla.
Cantás como podés, quizá con garra.
Ni siquiera te contratan en la villa.

¿Por qué llorar la leche derramada?
¿Pedir disculpas y bajar la frente
por no ser aquello que esperabas,
por ser, más bien, bastante diferente?

Ahora, por fin, subido a tus zapatos,
en tu podio duramente conseguido.
No habrá champán ni pibas burbujeantes.
No sos un perdedor ni sos un vivo.

Dejá que otros se quejen por la suerte.
No queda bien posar de incomprendido.
Dejá la coima, dejá las agachadas.
Lo tuyo es tuyo, como siempre ha sido.


Autor(es): Ricardo Bruno

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio