Mendoza también es tango

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Aunque es porteña su esencia,
Mendoza, también es tango,
y entre su vino y su rango
el bandoneón es presencia.
Perdonen, si en mi existencia
de tanguero y soñador,
me convierto en el cantor
del arrabal mendocino,
y con el don del Divino,
les doy mi estrofa de amor.

El tango eterno ha llegado
con bandoneón y guitarra
para vivir en la farra
del arrabal consagrado.
Hoy, es mi fiel invitado,
y a todos dejo el clamor.
Por ser un gran trovador,
y aunque mi lengua es de fango,
Mendoza, también es tango,
pa’que lo sepa, señor.

Disculpen si son osadas
mis erres arrabaleras,
y si mi lengua primera
es de una antigua camada.
Yo soy de la tierra amada,
la del racimo de amor,
cogollito de la flor
que solo derrama aroma,
y que además es la toma
del verdadero cantor.


Autor(es): Elléale Gerardi

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio