Perfume de percanta

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

En esta ciudad de tango
con perfume de percanta,
se me enciende la garganta
y amanezco en otro rango.
Por callecitas de fango,
en camisa y bien pintón,
me palpita el corazón
por meterme en la milonga,
y en la cortada mistonga
soy canyengue y bien varón.

Yo soy el tango, señores,
he nacido arrabalero.
Siempre anduve con troveros
y además entre cantores.
Igual que los ruiseñores,
despierto en trino feliz,
y no encuentro otro matiz
para mi pecho sonoro,
porque broto en cada poro
y es mi lengua su raíz.

Si alguna mina me apura,
y me ofrece sus gualichos,
no desairo sus caprichos,
me vuelvo puro ternura.
Entonces, con la dulzura
y presencia de cantor,
cual aroma de una flor,
penetro los corazones
y cargado de emociones
soy la esencia del amor.


Autor(es): Elléale Gerardi