Señorita Gris

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

El cielo de oficina le llovizna
garúas silenciosas de vaivén,
el día en la vereda se le escapa
mufando una ternura
de niña sin después.

Sus años que aún la esperan en la esquina,
su piel que grita fuerte por salir,
son flores de veinte años y cien fuegos.
Relámpagos rebeldes
que empujan al latir.

Señorita Gris...
su boca es un borrón de soledad
que espera el milagroso despertar
de un beso en un incendio.
Señorita Gris...
sus manos de tiniebla no dan más,
se anudan al sudor de la ciudad
y olvidan reflejarse con el cielo.
Señorita Gris...
sus ojos son caprichos de metal
que juegan la escondida del silencio...

Despierte al trueno en flor
rebelde y seductor,
al dolorcito dulce
que es vivir.

La noche se le duerme de cansancio
y sueña rebeliones al dormir.
Su voz con la rutina se le apaga
colgada de un “te quiero”
que no quiso decir.

Empújese desnuda hacia el destino,
explote con su rabia de jazmín.
Dibújese de vinos y de sexos,
de amores y dolores
y dígase que “sí”.


Autor(es): José Arenas

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio