Evita (“La abanderada de los humildes”)

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Aguijón al pensamiento
del sistema poderoso,
dio batalla al ambicioso
aferrada al sentimiento.
La Patria, su fundamento,
el trabajo, su bandera
y su pueblo la primera
causa que puso adelante,
del movimiento anhelante
al que brindó su alma entera.

Al no vender su coraje
ni callar, fue rechazada
por la horda agazapada
que no entendió su mensaje.
No cabía en el paisaje
de oligarcas resentidos,
se sintieron perseguidos
por su palabra hecha lanza
que inclinaba la balanza
reparando los olvidos.

Las conquistas que obtuvieron
los obreros, son la llama
que no se apaga y reclama
lo que entonces merecieron.
Bajo esta influencia crecieron
los derechos que sostienen
los estandartes que vienen
con la imagen de la historia
es Evita en la memoria,
sus legados la mantienen.

Luchó por la dignidad
de los pobres, “sus grasitas”
y con ansias infinitas
procuraba la igualdad.
La pasión y la bondad
fueron razón en su vida,
que jugaba la partida
mano a mano con la suerte
y sólo pudo la muerte
detener su acometida.


Autor(es): Norma Montenegro, Jorge Dragone