Canillita

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Hay una tristeza escondida
en mi alma de gorrión,
alegre y pillo
saltando me juego la vida
y clavo mi pregón
como un cuchillo.
Cuando me acuesto
en el frío umbral
pienso en mi madre
que está sin pan,
salté de pebete a la calle
donde aprendí a vivir
y grito así:
«¡La Prensa, La Calle,
El Mundo, Nación,
La Última, Crítica,
El Diario, Razón!»

Canillita soy
un pobre gorrión
que canta al correr
su vibrante canción
al auto bacán
me gusta subir
aunque el niño bien
me saque de allí.
«La sexta, señor»
le ofrezco yo así:
«¡Hágame el favor!
Quiero irme a dormir,
enferma mamá
espera que yo
vendiendo Razón
le de pa’l bullón».

Pero ese gomina con vento,
de duro corazón,
al canillita
lo arroja contra el pavimento
haciéndole sangrar
su cabecita.
El auto sigue
a gran velocidad
y a la Asistencia
sangrando él va,
en tanto amanece
y la madre
no escucha aquel pregón:
«Prensa… Nación…»


Autor(es): José Eneas Riu, Carlos Pibernat

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio