Gardel que estás en los cielos

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Te canto desde mi canto, Gardel que estás en los cielos.
Te canto desde el desvelo de mis sueños de cantor.
Y para cantarte en serio, cuento con la bendición
que desde el fondo del tiempo puso en mi garganta Dios.
Y con la vida mis ganas de honrarte desde mi voz.

Esperé tanto estos versos, con este gracias grandote,
que sin temor a que explote mi berretín de canario.
Yo me persigno en tu nombre, al subirme a un escenario
si estás en todas las voces, en los fuelles y en las violas.

Todos los tangos te lloran, porque vos no los cantás,
que con tus ojos de noche y el marfil de tu sonrisa
venís cantando en la brisa desde el Río de la Plata,
Zorzal de vuelo infinito llenas de tango mi alma.

Esperé tanto estos versos, con este gracias grandote,
que sin temor a que explote mi berretín de canario.
Yo me persigno en tu nombre al subirme a un escenario,
te canto desde mi canto, Gardel que estás en los cielos.


Autor(es): Virginia Verónica, Saúl Cosentino

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio