A Horacio Ferrer

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Estirpe de pinta y bardo,
la vida le templa el traje,
alma de lucero y cardo,
brota el tango en su linaje.

Un criollo de cuño cierto,
hecho a milonga y payada,
del fueye sale a su puerto
cuando suena a sudestada.

Un bohemio filosofal
y un duende fabulador,
un nochero cenital
y un demiurgo cantador.

Muy Pichuco, por Gardel,
su destino logró ser
bardo de bello laurel,
tan Horacio, por Ferrer.

De corazón rioplatista
en sus gemelas orillas,
un Abasto surrealista
y un cantegril cajetilla

Con más noches que la luna,
guarda un sol en cada verso,
ya poeta, desde la cuna:
todo un hombre, sin reverso.

Sábado 28 de Agosto de 2014 – 02:42
De Resistencia a Balvanera.


Autor(es): Bosco Ortega

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio