Historia de un cigarrillo

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

(Dicho)
Un paisaje fatal,
árido y yerto,
nos pinta en tonos tristes
un cuarto, un lecho
y musical ambiental,
algún bolero,
fantasmas en penumbras,
un cenicero,
cigarro compartido
-como el silencio-
y las cenizas frías
de leños muertos.

(Cantado)
Apenas si pasó y ya es recuerdo,
tan fugaz, tan mezquino, tan incierto
que en penumbras no podemos distinguir
de tan pequeño.
Todo, acaso, fue mentir y compartir,
tal vez partir hacia otro puerto.
El vínculo final de un cigarrillo
pasando de tus labios a los míos.
La triste languidez de lo vivido
como un beso postrero,
un aire tibio.
El resto del antojo de estar juntos
un milenio, un siglo, un segundo.
Resumen de un suspiro y un gemido,
un poco de tu gusto y de mi gusto.
La niebla de un paisaje que la tarde
produce con los sueños y con el humo.
Un vínculo postrero que se esfuma
de manera sutil,
borroso bruma.
La brasa que abraza cuando arden
las palabras, los gestos, los motivos,
las formas del desliz y el sinsentido.
La angustia que un pasado en punto muerto
disipa en el tabaco
y en el tiempo.

(Coda)
Es la historia fatal de un cigarrillo
que se agota en tus labios y en los míos.


Autor(es): Miguel Jubany, Marcelo Raigal