Barracas

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Barracas, barrio querido,
de la ciudad del ensueño,
que ha sido y es tan risueño
por su belleza sin fin,
te yergues como un coloso,
Barrcas de mis cantares,
de entre todos los lugares
como un hermoso jardín.

Bendito rincón soñado,
de remembranzas preciadas,
tus mujeres codiciadas
tienen encanto sensual;
llevas en ti tal grandeza,
Barracas, suelo genuino,
como aquel barrio latino
de la Francia sin igual.

Barracas, tiene sus mozas
bellas cual la primavera,
su pintoresca ribera,
hombres de agallas y honor,
y desde el puente de Vieytes
hasta la Vuelta de Rocha,
mi viejo barrio derrocha
bizarría y esplendor.

Barracas magnificente
de esta urbe tan querida,
donde florece la vida
palpitante de emoción,
en ti convive mi pasado
de dichas y sinsabores
que es el reguero de flores
del rosal de mi pasión.


Autor(es): Juan Velich, Pedro Iparraguirre