Secuestro

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

No me quiero ilusionar
aunque la ocasión se ofrece,
aunque la ocasión se ofrece,
dos días que no aparece
mi mujer por el hogar.
Y me acaban de informar
muy telefónicamente,
que actúe prudentemente
ante la acción consumada,
mi naifa fue secuestrada
por un comando insurgente.

Yo me resisto a creer
en el secuestro y no callo…
en el secuestro y no callo,
con semejante bagayo
los tipos qué van a hacer.
Ahora voy a tener
que ir a la policía
y con toda cortesía
pedirle… se quede quieta,
no vaya a ser que se meta
y arruine la sinfonía.

Según la conversación
con referencia al rescate…
con referencia al rescate,
se me ha metido en el mate
que no va a haber solución.
Por la guita no es cuestión
y en lo fule del programa,
el comando me reclama
la entrega del bandoneón
y la foto de Perón
que tengo arriba ‘e la cama.

Yo nunca podré cumplir
con tan tremenda exigencia…
con tan tremenda exigencia,
la gordi tendrá paciencia
ya está habituada a sufrir.
Además, pa’ qué mentir
si sé que mentir es malo,
el secuestro fue un regalo
fue el Prode, la bendición,
ni foto, ni bandoneón,
la gordi se las regalo…


Autor(es): Ernesto Cardenal, Américo Viglione