Payada Gardel-Razzano

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Por qué es tan linda la luna,
le consulté a un viejo sabio.
Moviendo apenas los labios
me dijo, “será porque no hay más que una”.
Pa’ qué cantarle a ninguna,
pa’ qué perderse tan alto
si a la pasión y al encanto
en esta llanura los puede encontrar.

Su inquietud fue muy sincera
demuestra sabiduría
mas, si me deja diría,
que hay cosas que esconden su faz verdadera.
No se me ofenda mi amigo,
yo digo que en la llanura
si alguien describe la luna
seguro hay más lunas que sinceridad.

Una canción de luna
enciende sueños perdidos
y en esos versos se acuna
el deseo de algún niño.
Un gusto, soy El Morocho.
Su hermano, El Oriental.
Cuando las musas se agitan
la luna se queda acá.

Los cantores son cautivos
de sentires y recuerdos
la destreza está en que el cuento
replique memorias de gestos amigos.
Yo comparto sus bemoles,
sus diferencias y aciertos
y hasta brindo porque el viento
si puede otra noche nos vuelva a juntar.


Autor(es): Luis Longhi, Guillermo Fernández