Hambre

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Andá a hacerle el cuento a otra, que conmigo has terminado.
¿Qué te crees, que porque aguanto estoy en liquidación?
Voy a darte vacaciones por tiempo indeterminado,
pa’ que otra vez no confundas gordura con hinchazón.
Ya me tenés requeteharta con tanto grupo en almíbar,
me has hecho bajar seis kilos de un solo saque, ¡traidor!
Vos me hacés ver la comida con catalejo'e marina
y después andas diciendo que estoy flaca por amor.

Che, fresco de Goya,
rey del apoliyo,
sacudí el altillo
y andá a trabajar.
Laburá de guarda,
hacete pequero,
chafe, pistolero,
o mozo de bar.
¡Basta de vigilias,
se acabó el aguante!
¡Perdona el espiante
yo quiero vivir!
No ves que parezco
un cacho de alambre,
que te aguante el hambre
la mujer fakir.

(recitado)
Así la percanta Rosa, de su suerte se quejaba,
cuando hizo su inesperada entrada el garabo Juan.
Éste, al sentir que había bronca quiso rajar de la fiera,
¡el pobre! por vez primera, trae una tira de asao.

Tu tranquilidad pasmosa es lo que más me subleva,
vos no te hacés mala sangre de campanear como voy.
Me tenés en el trapecio de la vida haciendo pruebas,
¿soy tu mujer, soy un bulto? Al final, ¿qué es lo que soy?
No quiero correr más liebres, mi independencia ha llegado.
Te dejo un ramo de olivos y que seas muy feliz.
No vaya a ser todavía que por quedarme a tu lado,
de ayunar tan a menudo se me piante hasta el chasis.

(recitado)
La percanta hecha una fiera lo encaró sin grupo al rana,
él le batió un disparate y ella, apuntándole al mate,
le tiró una palangana.
Era tan grande la bronca que vino hasta el encargado.
Ella estaba tan resuelta que el garabo vio la puerta
y se fue desesperado.


Autor(es): Enrique Cadícamo, Juan Carlos Cobián

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio