Orquestas de mi ciudad

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Cuando su voz quiebra el silencio
y van surgiendo acentos de emociones,
la orquesta nos ofrece los compases
de un tango dulzon, secretos sones.
Y vibra el corazón de los violines
y se alegra la boca de los pianos,
alarga el bandoneón un llanto tibio
y el que canta persigue sueños vanos.

Orquestas de mi ciudad,
música, versos sentidos
que mi alma guarda encendidos
y que nunca morirán.
Orquestas de mi ciudad,
en cada barrio una novia,
en cada tango una historia
que se renueva al bailar.
Orquestas de mi ciudad,
compañera de ilusiones,
vas regalando emociones,
orquestas de mi ciudad.


Autor(es): Avlis, Francisco Fiorentino