Quién sino tú

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Quién sino tú
ha podido mi mente turbar
y ha sabido también despertar
esta dulce ilusión,
que hoy se ha echado a volar
desde mi corazón
transformada en cantar.

Quién sino tú,
ni las olas cambiantes del mar,
ni la luna en su dulce brillar,
ni la estrella al correr,
ni la brisa al pasar.

Si en infernales rayos
la tierra ardiera
o envuelta entre las sombras
se estremeciera,
la fe en mi Dios seguro no perdería
sólo un desprecio tuyo la mataría.

¿Quién sino tú?
¿Quién sino tú?

Quién sino tú,
ni las olas cambiantes del mar,
ni la luna en su dulce brillar,
ni la estrella al correr,
me han sabido inspirar.

¿Quién sino tú?
¿Quién sino tú?


Autor(es): Edmundo Rivero

Las canciones más vistas de

Tangos en Octubre