Noche de barajas

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Yo me inicié en el rapé, en una noche negra de barajas:
allí perdí la medalla que me dio mi santa madre,
en el momento de partir.
Aquello fue la maldición que el alma llevaría por la vida.
La medallita, con el oro de Luján,
a las barajas del destino fue a parar:

Cuando el vento roba el alma ya no hay calma que jugar,
si perdiste lo que diste, y el olvido te festeja,
acordate de tu vieja... en los ojos de su amor.

Yo me inicié en el champagne después de haber perdido
la paciencia, allí dejé entre las burbujas del amor
la medallita que mi madre me entregó.
Aquello fue mi maldición. El paño verde tuvo mi inocencia.
Si hay otra vida a donde ir a descansar,
espero verte madrecita sin llorar.

Cuando el tiempo llena el vaso del fracaso pa’ brindar,
si la pena que envenena no se olvida, no se aleja,
acordate de tu vieja... en los ojos de su amor.


Autor(es): Alberto Muñoz