Noviecita santa

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Divina fue aquella noviecita,
divino fue el amor que me inspirara
toda mi vida he de venerarla
por lo santa que ella fue...
Latente está aún en mi recuerdo
la angustia cruel de su desesperanza
cuando, al partir, llorando me entregó
su última esquelita en la que así me habló:

“Mío: quiero evitarte el sufrimiento que más tarde
provocaría con mi mal...
debo sacrificar el dulce afán de tanto amarte
como lo pude esta vez.
Mío, la ley atávica del mal que me condena
en lo fatal se ha de cumplir...
busca el sano amor de otra mujer
y olvida en él este dolor que por miedo te causé.

Así se fue mi noviecita santa,
la diosa niña de mis caros sueños,
la de la imagen pálida y divina
buena y tierna sin igual...
Latente está aún en mi recuerdo
la angustia cruel de su desesperanza
cuando, al partir, llorando me entregó
su última esquelita en la que así me habló:


Autor(es): César Petrone

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio