Los ojazos de mi negra

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Los ojazos de mi negra
somo como soles,
que alumbrando mi camino
quitan todos lo dolores.

Como el arroyo
que va corriendo,
una miradita tuya,
siempre, siempre
voy pidiendo.

Es tu boquita de rosa,
nido de mieles,
más roja que flor de ceibo,
más chica que los claveles.

Y son tus besos
como agua pura,
que refrescan mi cariño
y alimentan mi ternura.

Al sentirme solo y lejos
y estar sin calma,
comprendo que vas metida,
hondo adentro de mi alma.

A Dios le pido,
mirando al cielo,
que me miren tus ojazos
y sean siempre mi consuelo.


Autor(es): Adolfo Avilés

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio