Puñales de plata

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Las noches de los viernes y el cuartito
de la terraza de una casa sin patrón
abrigaban lágrimas y sueños
y una viola vomitando un rock and roll.

Edad de fuego, implacables diecisiete.
Las esquinas guardaban nuestra voz.
Luna de Núñez, tus puñales plateados
dejaron huellas que el tiempo no borró.

La calle sangraba con la historia
y, entre Tanguito, King Crimson y León,
llenábamos de música y palabras
lo que sabíamos y lo que no.
El misterio de un perfume que empezaba
a tomar brillo y calor en nuestra piel,
un beso torpe, un zaguán en las penumbras
y el ladrido de un perro en el andén.

Pibe de pan, me escribías tus poemas
en servilletas de mesas de café.
Por distintos caminos fue la vida,
tus ojos tristes nunca más los encontré.

Las heridas que en la carne me dejaron
aquellos días de nacer a la pasión
saben que vos encendiste el primer fuego,
me inauguraste a la muerte y al amor.


Autor(es): Marcela Bublik, Adrián Harbi

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio