Primer amor

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Una mañana de estíos
fui de sorpresa apenada,
porque se fue el amor mío
y me quedé abandonada.
Una carta él me mandó,
dejándome un adiós
sin sospechar el malvado
que mi vida iba en su pos.

Desde hoy eres libre,
dijo sin pensarlo,
desde hoy ya no existe
nada entre los dos,
y abajo de todo
sin poder tacharlo
me dijo el ingrato:
pensaré siempre en vos.

Y fueron estas palabras
las que calmaron mi herida
y desde ese momento
mi almita quedó tranquila.
Pues eran tan bien unidas
mi vidita con su ser,
por eso yo siempre pienso
que a mi lado ha de volver.


Autor(es): Carlos Dix, Julio De Caro