Maridito mío

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Negrito tenés unos ojos
que lastiman al mirar
y me han dejado una herida
muy difícil de curar.
Después de besar tus labios
ya nada puede gastar.
¡Hasta la miel y las guindas
amargas han de quedar!

Para siempre amarte,
te quiero a mi lado,
para así adorarte
que vivir no puedo
triste y desconsolada,
de ti tan alejada.


Autor(es): Juan Feilberg, Julio De Caro

Las canciones más vistas de

Tangos en Octubre