Duelo curda

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Fue el fato en el conventillo
de don Genaro Polenta,
allá en la pieza cuarenta
murió el compadre de Yiyo.
Mozo dao al vinagrillo
de la cabeza hasta el suelo,
nos faja este desconsuelo
anteayer al mediodía
se mandó una leche fría
y cayó redondo al suelo

El sindicato del vino
y los curdas ‘e la comarca
chillaron contra la parca
por tan injusto destino.
Se reunieron los vecinos
en el bulín de Gregorio
y agotando el repertorio
de lamentos y grapitas,
resolvió la comandita
organizar el velorio.

Desocuparon la pieza
y Chiflafostro y Calambre
acomodaron al fiambre
arriba ‘e dos bordalesas.
La viuda, con entereza,
le rezó al pobre cristiano
y le puso entre las manos,
como homenaje al finao,
una botella ‘e guindao
y otra de los Ocho Hermanos.

Las esponjas más famosas
hicieron acto ‘e presencia
y llegaron condolencias
de San Juan, Chile y Mendoza.
La parentela afanosa,
conociendo a los muchachos,
convidaba con quebracho,
semillón, blanco y clarete,
como pibes al chupete
se prendieron al vinacho.

Cerquita de la mañana
el escabio hizo su efecto
y la falta de respeto
ya fue propio una macana.
El llanto se hizo jarana
y la pena fue un jolgorio,
el lío fue tan notorio
que saliéndose del jonca
el finao tiró la bronca
y se fue pa’ otro velorio.


Autor(es): Ernesto Cardenal, Jaime Vila