El retrato de mamá

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Bien hermano. Vine a verte, no es para pedirte nada...
Yo, aunque pobre, voy tirando... Te agradezco la intención
ese Cadillac en la puerta y esta mansión alhajada
dicen lo que progresaste, que es alta tu posición.
Esta salita en que estamos, decorada a lo moderno
con sus cuadros que la adornan, cuesta todo un dineral...
No, guardáte la cartera, no es por plata que yo vengo,
pero decime: El retrato de la vieja... ¿Dónde está?

¡Pobre vieja!...
Ella que tanto te quiso,
que llegó hasta el sacrificio
para mandarte a estudiar.
Ni siquiera,
te sobró delicadeza
para poner en la pieza
un retrato de mamá...
Desde el cielo...
ella te ve y te perdona,
pero yo que soy un reo
no te puedo perdonar.
Decime...
por qué entre tanta “parada”
falta la joya más cara:
¡El retrato de mamá!

La vida nos lleva, hermano, por un camino distinto
y aunque no tengo tus cuadros ni tu lujosa mansión,
tengo en cambio, pa’ que sepas, en mi humilde bulincito
el retrato de esa santa que por vos todo lo dio.
De esta foto que aquí ves, no pensaba separarme
te la dejo, es muy chiquita, mandá a hacerle una ampliación,
y el día que yo te vea llorando frente a su imagen,
puede ser que te perdone, como ella te perdonó.


Autor(es): Carlos Russo

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio