Amor y espanto

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Sos mi buena suerte, mi tormenta y la pasión.
Sos el pasaporte de mi desesperación.
En tu gran tapiz, pintado al barniz
yo dibujé mi fe, color de stress.
Sos mi dulce ramo, mi veneno tan cordial.
Sos el Nazareno y el cubil del criminal.
Taquicardia das, ésta es mi ciudad, la que elegí vivir.

Si vivo hablando mucho de vos
es porque hay un revire con vos
que me acostó.
En tanta mescolanza aturdida
siempre hay un río de vida
entre los dos.

Blanco escapulario, rojos labios de metal,
son piedras preciosas de un bestiario natural,
poro corazón, no te podré dejar.
Amor y espanto como un canto arrabalero de postal.
Trajes para novias o difuntos te da igual.
Si la luna tumba un vidrio se alcoholiza hasta el más allá.
Vidas solitarias llenas de electricidad,
yo soy de esas vidas, Buenos Aires mi ciudad.
Aunque no haya un Dios yo quiero rezar por vos.

Sos mi buena suerte, sos mi estrella y la pasión.
Sos el pasaporte para mi alucinación.
Metejón total, ésta es mi ciudad, la que elegí vivir.

Si vivo hablando mucho de vos
es porque hay un revire con vos
que me acostó.
En tanta mescolanza aturdida
siempre hay un río de vida
entre los dos.

Vivo dando saltos como un perro cimarrón.
Vivo enamorado en este cine de terror,
pero, corazón, no te podré dejar.


Autor(es): Adrián Abonizio, Lito Vitale

Las canciones más vistas de

Tangos en Octubre