Pugliese

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Una mano protesta acordes
mientras canta la otra su poesía.
Por ahí se mete al medio un bandoneón
susurra aquella vieja melodía.

Cae de pronto el violín llorando
hasta quedar arrullando en lo bajo
el contrabajo que lo abraza y ve
como bailan sus manos algún tango.

Nos mira un hombre que parece tan frágil
o un frágil piano que se parece al hombre
pulsa su corazón, un tono viejo y nuevo
se le empañan los cristales de mirarnos
mientras la yumba canta sin su voz.

Yo recuerdo cuando mis viejos
aplaudieron sólo su retrato
un poco antes del compás final
porque nunca terminaron de escucharlo
su retrato sobre el piano y un clavel.


Autor(es): Lina Avellaneda, Daniel Díaz