La guitarrera de San Nicolás

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Guitarrera, guardé tu guitarra
porque nadie sus cuerdas jamás
pulsará como tu las pulsabas
en las noches de San Nicolás.

¿Dónde están tus cielitos de sangre?
¿Dónde están tus vidalas de amor?
¿Dónde está la canción que cantabas
en los tiempos del Restaurador?

Tu también te llamabas Camila,
como aquella que amó hasta morir;
bajo el sauce de Santos Lugares
tu guitarra volcó su gemir.
En los patios que amó el jazminero
y que no te olvidaron jamás,
te escuchaban llorando los hombres,
guitarrera de San Nicolás.

Porque tu les cantabas de amores
en las noches del Restaurador,
y también, al oír tu guitarra,
las porteñas lloraban de amor.
Un jazmín floreció en tus cabellos,
y al cantar tu postrera canción
de rodillas cayó la Mazorca,
de Cuitiño sangró el corazón.

¡Ah, qué noche tan triste en el barrio
donde nunca volviste a cantar!
Todo el mundo lloraba en los patios
y el jazmín se empezó a marchitar.
Cintas rojas y flores de sangre
para que no te olviden jamás
coloqué en tu guitarra dormida,
guitarrera de San Nicolás.


Autor(es): Héctor Blomberg, Enrique Maciel

Las canciones más vistas de

Tangos en Octubre