Cipriano

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Así con esta cara... yo soy Cipriano
el rey de la elegancia y del buen humor,
y yo caí solito en aquel verano
del año novecientos cuarenta y dos...
Al verla tan graciosa y tan bonita
con su vestido blanco de broderí,
le dije: ¿Nos casamos, mi chiquitita?
Por qué se lo habré dicho... ¡pobre de mí!

Cipriano...
Vos que sos bueno,
que sos un ángel,
cebame un mate.
Cipriano...
dame el dinero
que hoy es primero
y ayer cobraste.
Cipriano...
muévete un poco,
limpia los focos
y el radiador.
Preciso el coche
para esta noche,
vendré temprano,
como a las dos...

Así con esa cara... yo soy Cipriano,
el rey de la elegancia y del buen humor.
A mí no me engañaron... creeme, hermano,
yo fui al civil solito... y por amor.
Y ella me lo decía: "Mirá, querido,
que tengo mi carácter... que soy así..."
No importa... sólo quiero ser tu marido...
¿Por qué no me hice humo cuando la vi?...


Autor(es): Marvil, Vidal Conde