China hereje

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Te fuiste de mi lao, china hereje,
pa' gozarte después con mi disgracia
y no ves, china boba, que yo soy
güen cantor, guitarrero y chupo caña.

Jamás vas a saber que estoy sufriendo;
pa' qué vas a saber si aquel que no ama,
¡No, tiene sentimientos pa'l cariño,
no tiene corazón, ni sabe nada!

Tampoco has de saber que hasta mi rancho,
ayer fue dulce nido y hoy tapera,
que hasta el pobre perrito hubo llorao,
lo mesmo que un cristiano, por tu ausencia.

Y la mesma calandria está tan triste,
ya ni canta, como antes, de mañana.
Parece que compriende que estoy solo;
vaya al diablo con el perro y la calandria.

Sirva caña, patrón. Sirva bastante.
Porque un güeso se ha clavao en mi garganta.
Hace días que estoy hecho un borracho;
perdóneme, patrón, eche más caña.

Y no crea, señor, que estoy llorando;
son pavadas, nomás, que siente el alma.
Es que a veces el hombre pierde el juicio
cuando ve que se muere una esperanza.

Si la ven a mi china por el pago
no le cuenten, hermanos, mi disgracia,
que yo no quiero que sepa que he llorao
lo mesmo que el perrito y la calandria.

Ella nunca sabrá que yo la quise
con tuito el corazón y tuita el alma.
Vale más que no sepa, últimamente,
a ver, patrón, eche más caña.


Autor(es): Juan Pedro López

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio