La canción de los remeseros

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

En larga caravana
por el alto del cerro
arriando la majada
se ven los remeseros.
Mientras que la escarchilla
va cayendo incesante,
cruzados en sus mulas
siguen sierra adelante.
En la noche parecen sombras
que se mueven
por el altiplano.
Van al marchao parejo
mientras sigue nevando.
Y por no andar tan tristes
a quedo silbando.

(recitado)
Muchachos, hay que corajearle a la noche.
Aunque apriete más y más, la nevada,
pa' cuando recién apunte el alba
haremos un alto en la quebrada.

Remesero, remesero
en la noche no aflojés,
qu'entuavía el tiro es largo
y la aurora no se ve.

Cuando llegaba el alba,
allá en la serranía,
cubiertos por la nieve
los jinetes yacían.
Aquella noche triste,
los pobres remeseros,
hallaron sepultura
en el largo sendero.
Cuando cae la escarchilla
por el alto del cerro
se ve la caravana,
que a través de la nieve
sigue igual caminando
y en el viento perdido
está el silbo flotando.

(recitado)
Y enancao en el silbo, viene el canto triste,
que se extiende en la sierra y en el llano,
mientras la caravana marchar parece,
hacía un remoto pago lejano.

Remesero, remesero,
del eterno caminar,
no te apures que ya nunca
a tus pagos llegarás.


Autor(es): Yaraví, Eduardo Pereyra

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio