El rey del cabaret

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Era un mozo bacán y arrogante,
bien peinado al Coty y con gomina,
por el cual se trenzaban las minas
mendigando una frase de amor.
Le llamaban rey de la milonga
y mujer que pasó por su lado
en sus brazos de niño mimado
sin esfuerzo ninguno cayó.

Rey del cabaret,
rey sin corazón:
las mujeres te perdieron
con su torpe adoración.
Rey del cabaret,
vivís sin amor
y por tu alma pasa siempre
una sombra de dolor.

Pero al fin se cruzó en su camino
una paica de gran entereza,
a quien no dominó su belleza
y esa fue la que a todas vengó.
El calor de la marca de fuego
transformó su capricho en cariño
y aquel taita lloró como un niño,
mendigando una frase de amor.

Rey del cabaret,
¡cómo la querés!
¿A qué andás disimulando
si olvidarla no podés?
Rey del cabaret,
sufrís por amor
y hoy sentís en tu alma herida
los pinchazos del dolor.


Autor(es): Manuel Romero, Enrique Delfino

Las canciones más vistas de

Tangos en Julio