Los caballos comen de pie

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

La vi por vez primera una tarde en los prados,
era la primavera, crepúsculo dorado.
Le cantaba a los cielos apoyada en un árbol,
yo volvía del monte y me cautivó aquel canto,
y más me sorprendió al ver quien lo cantaba:
no quise interrumpirla ni preguntar quién era.
Solo me quedé allí contemplando aquella escena.
luego continué camino de la aldea.

Con el tiempo olvidé a la dama del prado
pero la volví a ver al final de aquel verano,
en el baile que dan en un pueblo cercano.
Allá me la encontré, sentada y serena.
!
Entre los dos había una silla vacía,
de pronto sentí yo que la mano me cogía.
Sólo de aquel contacto vi la felicidad,
con eso hubo bastante; no hizo falta mirar.
Después de un breve instante alguien llamó de lejos
y ella se perdió entre la algarabía.
No he vuelto a verla más, a veces la recuerdo
cuando bajo del monte y paso por los campos.

Los caballos comen de pie y no piensan en nada:
tan pronto echan a correr como tan pronto paran,
tan pronto trotan solos como van en manada...
De tanto verlos yo tampoco pienso en nada.

Si acaso pienso en algo, yo pienso en los caballos;
en los pastores lentos, que los arrastra el viento:
en animales libres, y en sus cachorros tiernos,
que para mí son ellos son los ángeles del cielo...

... Y el cielo es este río cantando por la sierra,
a él le da lo mismo que haya o no fronteras ...
En eso pienso yo, en un mundo sin dueños,
en eso pienso yo, que no sé si pienso o sueño.


Autor(es): Juli Bustamante

Las canciones más vistas de

Bustamante en Junio