El Jaguar

Aquel diciembre

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp


Agotado, Aturdido, Desvelado
por las sombras que no opacan tu olvido.

Embalados, embestidos, de una rara especie
de ciencia ficción condenada a una vida.

Solo entre la niebla y el sol, hubo precios que no existen
(santos sueños se derriten).
Solo y cosechando temor, son las almas que amé y no tuve tanto.

Hoy una canción, es la pasión que te devora.
es el signo de una inmensa eternidad.
es que no hay, ni una ilusión, ni una traición que te derrota.
solo podés escuchar, que es el viento soplar, y levantarte…

Asfixiados, extraviados, corazones libres
que suplican lamentos después de tanta alegría.
Como siempre lobos nos muestran sus huellas, esas que mienten
y dejan al prestarnos confianza. No descansan,
Ni se cansan, ¿Cuando piensan parar?

Todo en una dulce traición, de la humilde pobreza y sucias riquezas.
Otra historia más en acción que sucede a menudo, en este mundo.

Hoy una canción, es la pasión que te provoca,
es el signo de una inmensa eternidad.
es que no hay ni una ilusión, ni una traición que te derrota.
solo podés escuchar, que es el viento soplar, y levantarte…

Si no haces tiempo, esto no sirve, si no te retractas no puedes brillar
Si no te escucharan y no dejan vivir,
no puedes hablar, no puedes bailar
No puedes reírte, ni un gesto plantar.
No puedes plasmar tus hormonas en paz.
No puedes sentarte y dejarte llevar.
No entiendes si esto es real…

Hoy una canción, es la pasión que te provoca,
es el signo de una inmensa eternidad.
es que no hay, ni una ilusión,
ni una traición que te derrota.
solo podés escuchar, que es el viento soplar, y levantarte.