Mi Ultimo Blues

Ella era un alma perdida en el metro
era todo en un segundo,
era una muñeca rota,
unos labios con beso de luto.

Un niño entre los brazos
y subió a mi tren.
Ojos perdidos no sé en qué,
sin fe.

Y tú, mi último blues
compro tu historia si no me apagas la luz.
Mi último blues
guitarra sin cuerdas en la que aún resuena un blues,
suena tu blues,
mi último blues.

Ella tenía puesto el corazón
del revés en vía muerta.
Una mueca en el rostro,
una vida que pierde las maletas.

Tiene parado su reloj de juventud,
destinos que se estrellan hoy, oh, su cruz.

Y tú, mi último blues,
compro tu historia si no me apagas tu luz.
Y tú, mi último blues,
como el periódico de ayer tirado
en cualquier lado
con escombros en el corazón,
como un vinilo rayado
la vida se enfada y te da ramas rotas
no había suficiente suerte para maldecir.

Y tú, mi último blues,
un dique seco, un más por menos,
pero tú, mi último blues,
una copa rota, un mal de muchos,
suena blues, mi último blues.
Guitarra sin cuerdas en la que aún resuena un blues,
suena tu blues, mi último blues.