Bailando polca a los saltos

Cuando el vasco al bailongo me invitó
la divisé paradita en un rincón,
para bailar enseguida la invité
con un cabezazo me aceptó.

Y la pista crucé, la agarré, me agarró,
yo la hablé, me escuchó, me aceptó,
sí, sí.

Enseguidita pa´ajuera la invité
y la vieja que estaba en un rincón,
con un viejo encarado y mancarrón
ya me adivinaron la intención.

Entoncés, me volví, a la pista, otra vez.
Y ahí nomás, la agarré, y a bailar, la invité.

El que quiera aprender la polquita a bailar, preste mucha atención que le voy a enseñar.

Un saltito pa´acá,
otro salto pa´allá,
media vuelta pa´aquí,
media vuelta pa´allá,
dos saltitos al costado
y volver al lugar,
y salir otra vez,
como había empezado.

Un saltito pa´acá,
otro salto pa´allá, ...


Autor(es): A.Copello, A.Romero, Coco Díaz