Angelita

Como quien va amaneciendo,
como quien viene aclarando,
en una nube rosada
Angelita va llegando,
en una nube rosada
Angelita va llegando.

Angelita va llegando
en una nube radiosa,
y esplende como dorada
su cabellera preciosa,
y esplende como dorada
su cabellera preciosa.

Angelita, por bonita
me va poniendo sentimental,
y estallan con alboroto
las flores rojas de mi rosal,
y estallan con alboroto
las flores rojas de mi rosal.

El aire de la mañana
va repitiendo: Angelita.
Angelita dice ansioso
mi corazón que palpita.
Angelita dice ansioso
mi corazón que palpita.


Autor(es): León Benarós, Mario Valdez