Un retoño

Llueve,
tras el cristal su rostro espera
su corazón de ansias se muere
por el retorno de su amor.
Sufre
en cautiverio su alma herida
con los despojos de su vida,
más su brutal humillación,
y la vida cruel que se ha ensañado
un retoño le ha dejado que alivió su corazón.

Sigue en rebeldía con su carga de pasión,
sueña con su fruto que alimenta su ilusión,
vive y se desvive por el ser que va a nacer,
siente que en su vida hay un nuevo amanecer.
Sangre de su sangre, la razón de su existir,
lleva en sus entrañas alegría de vivir,
jura y se perjura defenderlo con amor
y entregarle al hijo el corazón.

Sola,
pasa las noches en desvelo,
su gran pasión solo un recuerdo
que se marchó con otro amor.
Siente,
la vergüenza de haber sido
sólo un paso en el olvido
de aquella boca que falseó
y el destino atroz que la ha marcado
y muy sola la ha dejado con la historia de su amor.

Y la vida cruel que se ha ensañado,
un retoño le ha dejado que alivió su corazón.


Autor(es): Jorge Moure