Zamba del sur

En esta tierra de abrazos
fundé la cruz de mi vuelo
y por su lágrima invicta
até mi amor a su suelo.

Yo voy pintando el silencio
desde un antiguo milagro
y así florecen los versos
como tormenta en los labios.

Zamba del sur
la de la risa en el barro,
la de la pena hecha nube
y los fueguitos hermanos.

Llevo una brisa en los ojos,
como una fiesta de manos.

La luna cruza sus calles
silbando viejas canciones
y en el sudor de su gente
se espejan las emociones.

Si un día viene la muerte
no he de cerrarle el camino
tan sólo espero que sea
por estos pagos queridos.


Autor(es): Raimundo Rosales, Franco Luciani