Ecuación

La raíz del sueño no es cuadrada
pero ayuda en la ecuación saberse vivo,
saludar de vez en cuando una ventana,
armarse de paciencia o de camino.

Toda la juventud me duele un poco
los años son historias de vecino
me puedo imaginar que no hay mañana
y poner mi equipaje en el bolsillo.

Casi nada perdura,
casi todo
se me queda en el centro de la hoguera
del corazón que llevo y no conozco,
que sabe tanta luna,
y sabe amigo.


Autor(es): Gaba Echeverría