Alegre bandoneón

Alegre bandoneón dicen que llora tu alma
te hicieron fama de tristón
alegre bandoneón
no saben los secretos de tu caja.

Se vive y muere dentro del fuelle
con forma de aire dulce y alegre,
desde el salón tus ojos negros
miran el baile que ya empezó.

Alegre bandoneón tocá lo que te piden
y en el decir de una canción
mostrales como sos
no saben los secretos de tu risa.

Mi bandoneón se desafina
cuando lo embarga una alegría
bailando un tango sale la gente
taco y pollera por tu milagro.

Alegre bandoneón mi alma que siempre duda
creció con tu arrorró y pide en un compás
una nueva y sinuosa travesura.

Dale mirá, dale tocá, dale golpeá, dale soná
que bien se llevan en esta vida
tu melodía y mi cantar.


Autor(es): Lina Avellaneda