Portada > Opinión
Vota: +0

Festival BarnaSants 2010

Mauricio Díaz «El Hueso», la difícil dificultad

por Joan Carles Martínez el 16/03/2010 

El Festival Barnasants se sumó a la celebración del centenario de la Revolución Mexicana, y lo hizo invitando a 4 representantes del país azteca.

Ya hace unas semanas que la voz tremenda de María Inés Ochoa ocupó los espacios más recónditos de la sala Barradas en L’Hospitalet. Ahora le tocó el turno al segundo de los invitados: Mauricio Díaz

 

Lo hizo en la Sala Harlem, con escaso público y menos atrezzo. Es curioso pero hoy en día va resultando curioso ver un artista de pié, sin mas decoración que su micrófono y su guitarra, nada mas… ni una silla. Pero curiosidades aparte hay que analizar un poco que es lo que nos ofreció Mauricio.

 

Si conoces a Alejandro Filio, Fernando Delgadillo, Gerardo Peña, Alejandro Santiago o cualquiera de los cientos de cantautores mexicanos diré que ya puedes olvidarte: nada que ver. Lo que ofrece El Hueso es otra cosa, que yo no me atrevo a calificar. Posiblemente mi desconocimiento musical en su parte técnica no me permita valorar su trabajo como merece, de manera que deberé hacerlo solo como espectador que va a un concierto con la idea de pasarlo bien.

 

En este sentido e intentando ser objetivo diré que su voz no es su característica principal, pero hasta ahí no hay mucho que decir porque me parece simplemente correcta. Cuando entramos en la parte musical nos encontramos a un virtuoso con la guitarra. Yo me atreveré a decir que lo que hace Mauricio con las seis cuerdas es algo que merece la pena verse por su solvencia, pero ante mi incredulidad musical extraño que tantos y tantos acordes supercomplicados den tan poco juego y cambien tan poco las armonías. Digo esto porque aún tengo fresco en mi memoria el concierto que nos brindó el gran Viglietti y me llamo justamente la atención por lo contrario.

 

La guitarra del mexicano tiene que seguir el ritmo desenfrenado y alocado de las canciones de su creador. El Hueso toca al ritmo que canta ¡faltaría mas!, pero todo me resulta atropellado, sin encanto, con letras complicadas y armonías increíbles de resultado dudoso.

 

Las canciones son demasiado largas y no tienen estribillo, lo que provoca una rotura más en la concepción clásica que tenemos de lo que es una canción. Creo que no es ese el único aspecto en el que Mauricio rompe moldes. Que tiene su estilo propio es indudable pero finalmente me queda una impresión confusa, de cierto aburrimiento y lo que quizás es peor: si es un genio, no sé reconocerlo.

 

En general me gustan más sus pocas canciones de corte melódico. Sus Pelícanos nocturnos me parece hermosa, con una letra con una enorme carga poética y ahí viene cuando mi estupefacción va en aumento. ¿Cómo alguien que hace una canción tan bella, completa su repertorio con cosas tan inconexas y extrañas como las que nos ofreció?

 

En cierto momento de su recital el propio Mauricio comentó que su padre le decía: “Hijo, ¿por qué no haces canciones que gusten a la gente”? Y yo me pregunto: Mauricio ¿Por qué no haces caso a tu papá?










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Sufrió un infarto el 9 de agosto

el 28/11/2016

La empresa de management de Luis Eduardo Aute, ha informado mediante comunicado que el estado del trovador "ha mejorado notablemente en las últimas semanas y que se encuentra en una nueva fase de recuperación."

HOY EN PORTADA
Tango en Barcelona y Canción maleva

por Carles Gracia Escarp el 06/12/2016

La canzonista cuyana Sandra Rehder cerró un ciclo de recitales de puro tango que ofreció en el Borne de Barcelona junto a Marcelo Mercadante al bandoneón y Gustavo Battaglia a la guitarra, el trío prepara un nuevo disco (Canción Maleva) bajo un sistema de micromecenazgo que finaliza el 24 de diciembre.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional