Portada > Opinión
Vota: +0

Latidos y «sentireflexiones» a la salida de un concierto de Alejandro Filio

por Fernando G. Lucini el 11/12/2008 

Alejandro Filio
Alejandro Filio
Personas/grupos relacionados

 

El cantar de Filio es bello y sensible cuando se refiere apasionadamente al amor —y a su amor—, y, lo es también, cuando realiza su exaltación a palabras y a necesidades irrenunciables como la libertad, lajusticia, la razón utópica, la esperanza o la solidaridad.

Seis de diciembre de 2008, nueve y media de la noche, Alejandro Filio cantaba en la Sala Galileo, de Madrid.

Últimamente salgo muy poco por las noches. Sólo lo hago cuando necesito encontrarme con algún amigo, o amiga, del alma; o cuando mi cuerpo me reclama asistir a algún concierto muy especial, y yo —que en estos últimos tiempos procuro mimarlo todo lo que puedo— no sé cómo negárselo. Esto fue lo que me ocurrió el pasado seis de diciembre.

Tenía muchísimas ganas de escuchar a Alejandro Filio en directo y aquella era la primera oportunidad que se me presentaba para hacerlo.

Me abrigué todo lo que pude y me encaminé hacia el Galileo.

Cuando llegué, la sala estaba abarrotada. Me senté donde pude y, mientras esperaba a que se iniciara la actuación, pensé que, muy posiblemente, me volvería a pasar lo que me viene ocurriendo, hace ya un tiempo, con bastante frecuencia: pasado un rato me sentiría cansado, empezaría a aburrirme y tomaría la decisión de largarme discretamente a mi casa a mitad del concierto. Situación que se me plantea, sobre todo, a partir del día en que descubrí que —en esto de la canción y del arte, en general— sólo me interesa, y tiene calidad, lo que consigue conmoverme y emocionarme. Conclusión que puede parecer demasiado simplista, pero que es en la que creo, y a la que he llegado tras muchos años —más de cuarenta— de escuchar miles de canciones y de escribir páginas y páginas sobre ellas.

¡Pero no! ¡no fue así! ¡ni me cansé, ni me aburrí, ni sentí la necesidad de largarme del concierto!...¡Todo lo contrario!

La actuación se inició a las diez y eran las doce de la noche pasadas, y allí estaba yo, disfrutando, aplaudiendo y pidiendo “otra” a coro con el resto de los asistentes, es decir, entusiasmado y como en los mejores tiempos. Alejandro Filio —músico extraorinario—, con su guitarra, su voz y sus canciones —no le hizo falta más—, había conseguido emocionarme.

Hace tiempo que no había percibido tanta humanidad, tanta calidad y tanta sinceridad sobre un escenario.

Alejandro Filio es la más pura esencia de ese género, al que hemos dado en llamar la “canción de autor”; es un creador y un intérprete —de sus propias creaciones—, que sabe navegar, del romanticismo a la denuncia y a la “contestación” —siempre necesarias—, sin apartarse en ningún momento —ni un segundo— de lo que es la esencia del arte: la sensibilidad y la belleza.

El cantar de Filio es bello y sensible cuando se refiere apasionadamente al amor —y a su amor—, y, lo es también, cuando realiza su exaltación a palabras y a necesidades irrenunciables como la libertad, la justicia, la razón utópica, la esperanza o la solidaridad; palabras y necesidades preñadas de una belleza sutil pero, a la vez, inconmensurable, que solamente pueden ser captadas y transmitidas desde la honestidad y desde la más profunda humanidad; cualidades que, para mí, definen el trabajo de este artista mexicano-universal que un buen día, a finales de 2008, inesperada y felizmente, consiguió emocionarme.










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
XXI Feria Internacional Cubadisco 2017

el 14/05/2017

La espiritualidad de la obra del cantautor Silvio Rodríguez marcó la gala inaugural de la XXI Feria Internacional Cubadisco, dedicada este año a la trova.

HOY EN PORTADA
22 Festival BarnaSants 2017

por Xavier Pintanel el 19/05/2017

La trovadora chilena Elizabeth Morris fue la protagonista del sexto de los conciertos dedicados a Chile como país invitado en la vigésimo segunda edición del festival BarnaSants en la sala barcelonesa Harlem Jazz Club, contando con Marta Gómez como invitada. Además de homenajear a Violeta Parra en el centenario de su nacimiento, presentó Encuentros y despedidas, su cuarto disco, elegido por CANCIONEROS como uno de los discos imprescindibles del 2016.

 



© 2017 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional