Portada > Opinión
Vota: +1

Tocarle los cojones al Poder

por Xavier Pintanel el 29/03/2007 

La jubilación anticipada y voluntaria de Lluís Llach nos ha desbordado a todos. Nunca pensé que nos dolería tanto, tanto que incluso la prensa  y la TV han descubierto que un trovador podía ser motivo de portadas y de emisiones de conciertos en prime time. Y también ha servido para reabrir debates molestos como por ejemplo las malas relaciones de la Trova con el Poder. O, yendo todavía más allá, las relaciones de la Trova catalana con el Poder catalán.

Trova y Poder —en Catalunya, en Chile, en Cuba y en Marte— siempre han sido enemigos. Enemigos porque la Trova enseña a pensar y la gente que piensa vota en consecuencia. Nada peor para los Mesías que la gente con criterio propio. Y nada peor para el Capital que aquello que no puede comprarse ni venderse.

La Cançó se pasó los años sesenta y setenta "estropeando la vejez a oxidados dictadores" pero ¡ah, amigo! cuando llegó la Democracia, los Serrat, Llach, Raimon o cualquier mindundis con guitarra tenían más credibilidad que cualquier político por demócrata que fuera, por años que hubiera pasado en la cárcel o en la clandestinidad o por muy a la izquierda o la derecha que se posicionara. Y es que si hay algo que los políticos hagan con rapidez, es perder el prestigio.

Esta misma semana decía el Maestro Joan Barril en El Periódico de Catalunya:

"Los más jóvenes del país de las maravillas envidiaban ayer a sus mayores por haber podido vivir en su día los conciertos de Llach. Se lamentaban de que ellos no tenían un cantante que hubiera podido concitar la ilusión nacionalista como Llach. Nadie les ha dicho a los jóvenes patriotas que la cançó precisamente desapareció en manos de un Gobierno nacionalista. Nadie les contó que esos cantantes tuvieron que encerrarse en la Conselleria de Cultura (*) para poder hacerse oír. Nadie les ha recordado a los jóvenes que alguien decidió por ellos y que se prefirió impulsar la buena idea del rock catalán no como complemento de una cultura sino como negación explícita de unos cantautores a los que Pujol (**) jamás logró seducir y a los que condenó al exilio interior."

Y así es. La Cançó, la Trova catalana, da miedo a los demócratas. Con total impunidad, un gobierno pretendidamente patriota se cargó por la vía de la asfixia y la inanición a todo un movimiento con el que no pudo ni Franco ni todo el aparato fascista de su Estado.

Pero lo que realmente me jode, me rejode y me avergüenza es que todo esto se hizo con la connivencia de la izquierda. Porque, amigos y hermanos, el Capital no tiene patrias, ni derechas, ni izquierdas y el Poder es una puta que se abre de piernas al mejor postor.

Serrat, siempre Serrat, con la lucidez de alguien incuestionable e incuestionado, con la sabiduría que da ser viejo y diablo, con la credibilidad de una trayectoria acreditada, con la contundencia que dan los años y el coraje de quien acababa de vencer a la muerte ya lo dijo no hace mucho:

"Servíamos para tocarles los cojones a ellos. A la derecha eso nunca le ha gustado. Y a la izquierda, tampoco. Al poder no le gusta que le toquen los cojones."

Roma locuta, causa finita.


(*) Conselleria: Equivalente a Ministerio en Catalunya
(**) Jordi Pujol: Presidente de Catalunya durante 23 años (1980 - 2003)

3 Comentarios
#3
javier batanero
españa
[09/09/2009 14:32]
Vota: +0
De acuerdo en mucho de lo que comentas. Si el poder es legítimo, tiene “cojones” porque el pueblo se los cuelga. Y cuando le parece bien se los “toca” ¿cómo no?
Pero a eso no debe limitarse la tarea del artista.


El verdadero artista "tocador de cojones al poder", como el verdadero provocador, lo es involuntariamente. LLuis llach, fue siempre un humanista, librepensador, con un aseo moral que educaba a sus propios seguidores; a los que sugería, por medio de sus canciones y sus referencias culturales, posiciones morales respecto a la vida en general y también, como un aspecto mas, a la política de aquellos años del franquismo; o, mejor dicho, a su ausencia; ya que la característica de aquel régimen era que la actividad política estaba restringida sólo para él y había que reivindicarla.

Yo, en aquel momento, excesivamente politizado (o in-politizado, según se mire)era un fervoroso seguidor de Llach, no porque me arrastraran sus ideas políticas, sino porque era un ejemplo de artista contemporáneo, como esos que me gustaban de "fuera" (Dylan, Cohen, etc). Su influencia como convocante político era tangencial. Sólo eso no hubiera despertado mi admiración y, sospecho, que la de sus seguidores tampoco.
Es el poder político, el que no tiene escrúpulos para fagotizar a un artista si cree que su obra puede servirle como instrumento propagandístico. La historia está llena de ejemplos. Unos, no se prestan (Llach, fue un ejemplo) y otros, si. Hay quien piensa que eso no les hace ni mejores ni peores artistas, pero no es cierto del todo. El compromiso que importa para un cantante no es el político, sino el artístico: Cantar como uno piensa y pensar lo que uno canta. Ya hablaremos, a este propósito, de Quico Pi de la Serra.

Un saludo Xavier.
#2
Jose Olivar
Venezuela - Maracaibo - Bolivariana
[27/05/2007 16:04]
Vota: +0
No seria mejor: "Patearle" No es acaso esto
más contundente y folclorico. Saludos
#1
Jose Carlos
Perú
[05/04/2007 07:24]
Vota: +0
Ante todo con mucho respeto por tu posición.

No se puede considerar de la misma forma a la izquierda que a la derecha cuando vemos las cosas desde un punto de vista trovadoresca. La trova es esencialmente de izquierda, asume los postulados de la izquierda y en muchos casos deslinda con la neutralidad representada por las ideas anarquistas-presentes en el texto-.Es cierto que no es uniforme el pensamiento de cada uno de los trovadores que aqui se difunden, más no podemos hacer que sus letras caigan en la nada de la anarquía.









 
PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Año Violeta

el 10/09/2017

En el marco de las celebraciones por el centenario del nacimiento de Violeta Parra, su hija Isabel y su nieta Tita actuarán en Portugal, Francia y en un concierto especial del Festival BarnaSants, en donde el día antes de su presentación recibirá en el Ayuntamiento de Barcelona, de la mano de su alcaldesa Ada Colau, el Premio a la Trayectoria.

HOY EN PORTADA
Nuevo cancionero y discografía

por Luis García Gil el 11/09/2017

En la voz de Sílvia Pérez Cruz parecen morar todas las patrias. Melancólica y misteriosa Sílvia Pérez Cruz recorre los atlas sonoros del sentimiento, los paisajes recónditos de la memoria, los secretos que el viento deja en los atardeceres. Su canción, la que ella dibuja en los labios, fluye armoniosa y latente desde su origen. Presentamos el nuevo cancionero y discografía de Sílvia Pérez Cruz

 



© 2017 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

   

 

Acceso profesional