Portada > Opinión
Vota: +1

Novedad discográfica y Disco de Oro en 24 horas

Miguel Poveda y arteSano: Compromiso flamenco

por Carles Gracia Escarp el 02/04/2012 

Descripción y elogio del nuevo trabajo flamenco de Miguel Poveda. «Soñé un día que al cante lo llamaban libertad» proclama el cantaor en su cante abierto, en su arteSano (Universal Music-Discmedi Blau, 2012 - iTunes), en este artículo iluminamos su noveno trabajo discográfico.

Miguel Poveda © Jorge Martín (The Red Cube)
Miguel Poveda
© Jorge Martín (The Red Cube)

Siempre que escribo sobre Miguel Poveda en relación a su música de raíz, el flamenco, me gusta señalar que solo lo hago  como aficionado a la música popular, me parece tan complejo el universo del flamenco que  prefiero dejarlo claro para quien me lea por vez primera.

Y atendiendo a esa afición estábamos esperando el disco flamenco que situara la discografía del Miguel Poveda cantaor en el lugar que creemos le corresponde por su calidad artística y como suponíamos su nuevo arteSano viene a encumbrar su cancionero como merece; arteSano (iTunes) llega aportando sencillamente calidad a su obra, es resultado de un proceso de crecimiento a lo largo de su trayectoria artística que culmina así, arteSano es el disco flamenco que Poveda necesitaba, su noveno disco, un disco en madurez artística, una obra de plenitud.

INTRODUCCIÓN

Sin pretender ser antológico y abriendo un amplio abanico de cantes el cantaor llena ese espacio todavía sin describir en su discografía, con su nuevo repertorio de arteSano viene a engrandecerla. En su conjunto el nuevo trabajo es el reflejo en formato discográfico de la esencia de su largo aprendizaje, pasado por el exigente tamiz de su personalidad como artista en su compromiso con una música que ama, que está en su piel y en su espíritu, y eso se nota, mostrando en este proyecto creativo esa suma de arte y maestría que ya venía compartiendo en sus directos desde tiempo atrás, equilibrando así ambos aspectos, el discográfico con el directo.

Aunque lleva ya muchos años en el oficio —desde sus inicios un 19 de noviembre de 1988, fecha que recordará siempre— a Miguel Poveda le ha llegado el reconocimiento casi sin pensarlo gracias en buena parte a Coplas del querer, su reivindicación de la copla que grabó junto a Joan Albert Amargós y Juan Gómez ‘Chicuelo’, con la que obtuvo un Disco de Platino, además de llevarle a realizar una larga gira, pasar a ser parte de la banda sonora de Pedro Almodóvar (la zambra A ciegas en Los abrazos rotos, con arreglos de Alberto Iglesias) y cosechar muy buenas críticas, pero especialmente ha tenido una muy buena acogida por parte del público.

En este tiempo, Poveda ha sido reconocido con premios y honores variados, por el conjunto de su trayectoria y gracias al empuje final de las coplas con tres años de vértigo, aunque diera la sensación de que el proceso se ha desarrollado en poco tiempo, el reconocimiento es debido a su labor a lo largo y conlleva asumir una responsabilidad personal en cuanto al valor de sus siguientes pasos artísticos.

De esta manera se ha producido un salto cualitativo que el artista precisaba asimilar con calma, pero sin haber tenido apenas tiempo e intentando no perder la humildad de sus principios, complicado equilibrio sin duda. Este nuevo escenario que en suma le ha situado como uno de los referentes de su generación entre los flamencos, arteSano viene ahora a ser su disco flamenco de referencia actual y tendrá la ocasión de darlo a conocer y divulgarlo gracias a su anterior éxito con las coplas.   

Tal como apuntamos al inicio, arteSano ha sido un disco muy esperado en el mundo flamenco en general, había muchas expectativas y miradas puestas en él, este trabajo es el eslabón preciso en ese proceso de metamorfosis que contó como base en sus inicios con la buena afición al flamenco y el incansable empeño de Miguel Poveda, materia prima que sumada a sus cualidades vocales y a un largo crecimiento le ha llevado a ser la gran figura que es hoy, fruto de su madurez artística.

Cuando Poveda se plantea un nuevo disco flamenco estoy convencido de que no lo hace con la idea de posicionarse en la lista de éxitos o de estar entre los discos más vendidos, sencillamente lleva a cabo el disco que tiene en la cabeza, sabe lo que busca, lo que quiere, y como valor añadido puede conseguir también un buen reconocimiento comercial, en 24 horas tras su puesta a la venta arteSano ha sido ya Disco de Oro, parece que lo nunca visto antes en un disco flamenco.

Uno de sus grandes logros es que el público no aficionado al flamenco se acerque a esa música y se interese por ella, abriendo puertas y sensibilidades al cante, es el triunfo de su cante abierto en su compromiso con el arte flamenco. Pero su cante al igual que despierta el interés del más neófito descubridor del género, colaborando así en la difusión del mismo, satisface además al más cabal de los aficionados, y así debe ser.

Poveda contribuye en su presente como artista reconocido con el arte flamenco y trabaja por su futuro, por preservar sus esencias, como lo hace en su proyecto empresarial Carta blanca Records de producción discográfica de nuevos valores flamencos, con valentía y más en los malos tiempos que corren para la venta de discos.

Poveda ha bebido de grandes figuras de todos conocidas, un dato fundamental en su crecimiento y ha sabido construir con el tiempo su propio territorio flamenco, el que hoy manifiesta desde su propia personalidad artística, mimando su trabajo con el fin último de llevar al oyente a la emoción. Siempre se ha identificado con los artistas que llegan al alma, y no sólo en lo flamenco, en cualquier música que ame y tenga el gusto de interpretar, admirador de artistas que calan hondo, que transmiten su arte piel con piel, ese es su espejo.

EL DISCO

Y ya hablando del disco, en primera audición sorprende en el sonido de arteSano su naturalidad, la energía espontánea que transmite, esa es una de las cualidades fundamentales de esta grabación. El oyente tiene la sensación de estar disfrutando de cantes con la magia del directo cuando ese directo llega al espectador, un sonido que se libera en gran medida de las ataduras y los corsés que impone una grabación discográfica en flamenco, sin esa rigidez que impregna a menudo el ambiente del estudio, es como si estuviéramos escuchando un concierto en vivo o participando en una tradicional fiesta flamenca en un colmao de Jerez, ¿en El Colmao de Carlos Grilo tal vez?

Es éste un trabajo elaborado a la manera que labora un alfarero modelando el barro con sus manos, esencialmente aquí Poveda se postula en relación al flamenco como el artesano de ese arte sano, concepto general básico del trabajo, preservando el duende y la fuerza que en otras ocasiones se desdibuja y pierde su autenticidad en el proceso de grabación, conservando así sus colores y su sello propio, gracias a los métodos utilizados y a la personal contribución de Poveda en el proceso creativo, no diré que hace un monumento al flamenco porque sería un poco como embalsamarlo, pero si le hace lo mejor que está en su mano y en su voz: difundirlo magistralmente y dejar constancia de ello en este disco.

Letras que saben a pueblo llano y a tradición como gusta el flamenco que bebe de la sabiduría popular andaluza y se alimenta de sus emociones, textos sencillos que reflejan la lengua de la calle, imperfecta pero muy expresiva, como seña de identidad y fiel reflejo de los cantes que se jalean y crecen en tierras flamencas.

Jerez, Cádiz, Triana, Sevilla, Utrera, Lebrija, Málaga, La Unión, un viaje muy flamenco por tierras que son cuna y escuela del arte. Y así Poveda nos trae lo mejor de cada casa y en su voz tientos de Pastora, tangos de Triana, soleás, bulerías de Cádiz y de Jerez, coplas por bulerías, malagueñas, seguiriyas, mineras, fandangos por soleá, sevillanas…y con ellas nos lleva y nos trae en el tiempo lamentos y gozo, afectos tan necesarios, calmas y quebrantos, calor y vida, y con ella sus irreparables pérdidas, a veces casi es oración, se oye el silencio, en otras su voz es trueno y llega la lluvia, enamorando siempre con sus melismas, acunando el aire, grande en su cante.

Trece cantes en total porque trece es el número de la suerte de Miguel Poveda, el número más presente en su vida personal. Para estos nuevos cantes que beben de la tradición, Poveda se viste con el arte y el calor de grandes compañeros de largo recorrido en común, a la percusión suena Paquito González, Carlos Grilo y Luis Cantarote a las palmas y su imprescindible soniquete de Jerez de la Frontera, también podemos disfrutar con sus inseparables guitarristas de cabecera, los maestros Juan Gómez ‘Chicuelo’ y Jesús Guerrero, contando —por si no bastara— con colaboraciones de lujo en el disco, Poveda sabe lo que quiere, a dónde quiere ir y se rodea de quien mejor le ayudará en alcanzar el resultado óptimo en su objetivo artístico.    

En arteSano, Poveda además se aventura un poco más, dando un paso al frente y aporta personalmente algunas perlas de su autoría en las letras, hasta en cuatro temas, relevante esta faceta como autor para Cancioneros.com, aportes personales son la minera que dedica a Pencho Cros, también en parte las bulerías El alfarero, la adaptación de la soleá apolá Con-vivencia, y el remate y acople de las bulerías de Cádiz ¡Qué disparate!, que canta con Rancapino, son relacionados con temas clásicos flamencos pero al tiempo actualizados.

Filigrana de guitarras es arteSano, contando con un plantel de maestros de la guitarra y con la producción del jerezano José Quevedo ‘Bolita’, como trasfondo se disfruta de un homenaje a este instrumento y a los guitarristas que han hecho que el cante evolucione hasta el presente. Además, Poveda cumple en este trabajo con el sueño de cantar junto al maestro Paco de Lucía, que aporta su toque y sus falsetas a la composición de Isidro Muñoz en unas alegrías: Serafino.

Tras diez años sin grabar, Isidro Muñoz contribuye con su toque en dos cantes de arteSano, gracias a la insistencia de Poveda y a la de su productor José Quevedo ‘Bolita’, alma del disco. Poveda había ya colaborado con Muñoz en la película ‘Flamenco, Flamenco’ de Carlos Saura, le acompañaba al toque mientras él interpretaba por bulerías la copla Esos 4 capotes de Antonio Gallardo, gran autor jerezano.

Isidro Muñoz finalmente ha acabado componiendo para el disco las alegrías Serafino, con el aporte del maestro Paco de Lucía hilando fino, fino como suele, sueño cumplido. El hermano de Manolo Sanlúcar toca además en Te desafío:”Mira si vivo desesperao, que te desafío yo a ti hasta con la muerte…”, sentidos fandangos por soleá de María la Sabina, una cantaora a la que Poveda rinde homenaje, apasionado de su cante.

Y por si fuera poco, Muñoz compone y acompaña al toque las sevillanas Con luna y media, unas sevillanas muy elegantes, para ser escuchadas más que para ser bailadas en la feria y que sorprenden por su frescura flamenca: “Plazuela del qué dirán, esquina ya te lo han dicho, en el bar de los antojos, allí paran los caprichos”, con esta pieza nos vamos desde Sevilla a Lebrija, entre otros gracias a Las Corraleras de Lebrija, una delicia: “Lo que se de ti, cuanto yo sé de ti, lo sé porque lo sueño…”, el disco no tiene desperdicio, es bueno de principio a fin.

Miguel Poveda no grababa tientos desde su primer disco Viento del este, como obertura de su arteSano renueva su aportación a este cante para disfrute de muchos aficionados que querían escucharle por tientos de Pastora y canta: Con ser tan sabio, acompañado al toque por Manuel Parrilla, sobrino de Parrilla de Jerez, y con Paquito González, de Sanlúcar de Barrameda, músico habitual de Poveda a la percusión.

Sigue el disco con la bulería jerezana El alfarero que interpreta acompañado por dos guitarras de Jerez, el ya mencionado Manuel Parrilla y Diego del Morao, hijo de Moraíto Chico, dando color y verdad al cante como las palmas y jaleos de oro puro y sabor jerezano: “Quiero que me formes como el alfarero, hazme como quieras, conforma tus deseos…”, una buena letra de ‘El Pulga’ de Chiclana para retratar al mismo tiempo el carácter que impregna todo el disco.

Otro gran maestro del toque que colabora en la grabación es Manolo Sanlúcar, un lujo, lo hace con la malagueña De la Peñaranda que transmitió Pepe de la Matrona al grande y recordado Enrique Morente y que éste grabó en su primer disco con el título Ni quien se acuerde de mí. Esta malagueña fue el primer cante maduro que se grabó para arteSano:Yo no tengo quien me quiera, ni quien se quiera acordar de mí…”.

La malagueña tiene su anécdota, Manolo Sanlúcar le pidió colaboración a Poveda para la antología que estaba grabando y que está pendiente aún de edición, trabajo en el que ilustrará el mundo de la guitarra de concierto y la de acompañamiento al cante y al baile, con vídeos y audio, con diferentes artistas, guitarristas, cantaores, bailaores. Para ese trabajo Poveda grabó dos malagueñas y un abandolao, con la guitarra de Manolo Franco. Al maestro Sanlúcar se le ocurrió que, grabando dos malagueñas, podían hacer dos tipos de acompañamiento de guitarra, uno tradicional y otro más vanguardista, al final le mandó su propio acompañamiento, tanto le gustó al cantaor que lo incluyó en este disco.

Para el disco se han grabado tres piezas con influencia de su espectáculo Historias de viva voz con el que Miguel Poveda inauguraba la Bienal de Flamenco en Sevilla en 2010 en la Plaza de Toros de la Real Maestranza en una noche triunfal, se trata de los siguientes temas: la Nana de los rosales que cierra el disco: “A este niño divino lo vela un ángel que lo arrulla en sus brazos como una madre…”,  nana popular y muy antigua que había cantado Bernardo de los Lobitos, aquí adaptada musicalmente al gusto del productor José Quevedo ‘Bolita’ y de Jesús Guerrero, su guitarrista de La Isla de San Fernando.

Miguel Poveda canta también de ese espectáculo los tangos de Triana, los de El Titi, que aquí titula Triana, puente y aparte, grabados también con ‘Bolita’ y con Jesús Guerrero, con un coro que aporta su aire trianero y popular dibujado por Las Peligro, en unos tangos que el cantaor dedica al bailaor Rafael El Negro (D. Rafael García Rodríguez, 1935-2010), quien le contaba las cosas de su Triana natal, fue compañero del alma de la maestra del baile Matilde Coral a la que tanto quiere Poveda.

Además, Poveda deja grabada para la historia su adaptación de una soleá apolá muy especial: Con-vivencia, para la ocasión acompañado por su fiel amigo y maestro al toque Juan Gómez ‘Chicuelo’, ¡olé Chicuelo!, en un sentido mano a mano que da vida a este diálogo artístico entre dos cantaores enfrentados en su día por su concepción del cante: Pepe Marchena y Antonio Mairena, aquí al fin juntos y en convivencia, un símbolo más de su cante abierto: «Soñé un día que al cante lo llamaban libertad».

Le sigue un cante de levante, una minera homenaje titulada A Pencho Cros, la minera es un cante que Poveda no había grabado desde sus inicios, con él viene a cumplimentar en merecido tributo a su maestro de los cantes de La Unión que tanto le ayudó en sus inicios, de bien nacidos es ser agradecidos. También geográficamente la calle Miguel Poveda, la primera que le dedicaron al cantaor en 2010, se encuentra vecina a la de Pencho Cros (D. Fulgencio Cros Aguirre, 1927-2007), donde aún vive su familia en la población minera de Murcia.

En esta breve letra minera A Pencho Cros, le devuelve el cante una vez consagrado como artista, acompañándose de nuevo al toque por Juan Ramón Caro como lo hiciera en su bautizo como profesional, con Caro hizo el viaje desde Barcelona al 33 Festival Nacional del Cante de las Minas de La Unión en 1993 que le dio a conocer en el mundo flamenco.

Y a continuación unas seguirillas de título Hondo y sin soga, un cante lleno de sentimiento que Miguel Poveda interpreta acompañado a la bajañí por Manuel Parrilla. Fue especialmente emotiva su interpretación en el primer concierto de la gira del disco en el Auditorio de Málaga: “Debajo de ese arbolito me senté llorando, yo me acordaba de mi papaíto, de pena rabiaba”, apenas un mes después de su tan lamentable y sentida pérdida.

Luego el disco cambia el ánimo, se llena del imprescindible y necesario sabor gaditano que vibra en su voz, grande en su registro Miguel Poveda, acompañado por la voz del maestro Rancapino (D. Alonso Núñez Núñez, Chiclana 1945), una fiesta por bulerías de Cádiz: ¡Qué disparate!, primer sencillo destacado del disco despegando con toda la fuerza y la fiesta (“…cómo nos gusta el atún de Barbate!”), pieza que ya venía cantando en directo y que graba aquí con aportes propios, haciendo crecer la bulería El bujío del propio Rancapino y haciendo referencia en ella a la actualidad con la crisis, desdramatizándola con esa gracia tan natural en tierras de Cádiz, al final triunfa la fiesta.

Y acabando la descripción de las piezas que componen el disco, de la nana de cierre ya habíamos hablado anteriormente, faltaría entonces sólo comentar una copla grabada en honor a su autor el poeta Rafael de León, muy apreciado por el cantaor y que Poveda nos regala al compás de una copla por bulerías, Poveda encanta por “coplerías” con La ruiseñora, de Quintero, León y Quiroga, pieza que Poveda canta en denuncia de la violencia machista y de cualquier tipo de maltrato, una copla que popularizó en su día Concha Piquer, que siga cantando la cantaora.

CIERRE

Si me han leído hasta aquí, en petit comité les diré dos cosas, la primera que me satisface que lo hayan hecho agradeciendo su interés y la segunda que ahora es su hora de escuchar el disco para dejarse seducir por la voz de Miguel Poveda, siéntanlo y dejen fluir su música, disfruten del sonido y las sensaciones del agua, de los colores de la tierra, de los aires de las guitarras, de toda la calidez de sur, de su alegría, de los aromas de Andalucía, de la intensidad del amor puro al arte, del profundo dolor que deja herida el alma tras una sentida pérdida, de los sabores y la energía inmensa que desprende el cante grande, en plenitud, todo eso es este arteSano (iTunes), que llega para seguir alimentando el compromiso con el flamenco de Miguel Poveda.

Y más tarde, luego, Poveda seguirá creciendo…

Nota del autor:
Al igual que el disco arteSano, este artículo está dedicado a la memoria de D. Francisco Poveda Ripoll, inmenso corazón que dejó prendida su sensibilidad en quien tuvo la fortuna y el honor de conocerle.

La gira de arteSano se inició el pasado 24 de marzo en el Auditorio de Málaga, y cantará entre otros escenarios en Barcelona (Palau de la Música Catalana, 23 de abril), en Madrid (Teatro Real, 8 de mayo), en Buenos Aires (Teatro Ópera, 24 de mayo), en Valdepeñas (Plaza de Toros, 2 de junio), en Bilbao (Teatro Campos Elíseos, 7 de junio), en Huelva (Foro Iberoamericano, 30 de junio), en Algeciras (Plaza de Toros, 6 de julio), en Jerez de la Frontera (Plaza de Toros, 21 de julio), en Utrera (Plaza de Toros, 31 de agosto), en Cádiz (Gran Teatro Falla, 5 de octubre)...










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Distinción

el 20/11/2016

Silvio Rodríguez recibió el pasado 18 de noviembre el premio Noel Nicola en su segunda edición que otorgan el proyecto para la canción iberoamericana Canto de Todos, el festival de canción de autor BarnaSants y el Instituto Cubano de la Música.

HOY EN PORTADA
VI Edición del festival Otoño en Navarrés

por María Gracia Correa el 30/11/2016

El sábado 3 de Diciembre de 2016 es la fecha en la que se celebrará una nueva edición del festival de canción de autor Otoño en Navarrés, que viene a homenajear un año más  a Joan Baptista Humet. Con este próximo encuentro serán ya seis las convocatorias  en recuerdo del cantautor que, a través de sus canciones, inmortalizó Navarrés (Valencia), el pueblo donde nació y donde reposa. Allí, como cada otoño, la música, las canciones y la figura del artista volverán a estar presentes en la memoria colectiva.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional